CRONICA meciului Dinamo București vs Universitatea Craiova (0-1) în limba lui Cervantes

Written on 10/18/2020


Roger Torelló Esteban, unul dintre cei mai cunoscuți și experimentați jurnaliști din fotbalul spaniol, scrie că Dinamo merita mai mult în fața liderului.

El Dinamo de Bucarest merece mucho más ante el líder (0-1) 

Un polémico penalti de Pulic sobre Costantin dio el triunfo al Universidad ante el conjunto de Contra, que reclamó unas manos dentro del área rival y dispuso de hasta seis ocasiones claras en la segunda mitad. René y Aleix García debutaron con la camiseta del Dinamo de Bucarest como titulares, mientras que Ba y Gueye se estrenaron tras el descanso.

El Dinamo de Bucarest mereció muchísimo más ante el líder que una dolorosa derrota. No solo por juego y ocasiones, especialmente en la segunda mitad, en la que los de Contar dispusieron de hasta seis remates claros, sino también porque el gol rival llegó de nuevo con una acción polémica, tras un discutido penalti de Pulic sobre Constantin. Además, el equipo de los perros también reclamó un penalti por manos de un futbolista rival dentro del área del Universidad Craiova, pero el árbitro no vio nada o no quiso verlo, como ya es costumbre. 

Tras el parón de dos semanas por los compromisos internacionales, el Dinamo de Bucarest ha volvía a competir en la Liga 1 para enfrentarse al primer clasificado de la competición, el Universidad Craiova, que se presentaba en el Arena Nationala invicto, con siete triunfos en siete partidos. Pese a tener al líder delante el Dinamo de Bucarest salió sin complejos y mereció mucho más. De hecho, el once de Cosmin Contra, en el que debutaban el guardameta Román Hinojo y el centrocampista recién llegado Aleix García completó la primera parte con un mayor porcentaje de balón que su rival: 53% vs. 47%.  

La igualdad entre uno y otro equipo se reflejó también en las ocasiones. El equipo de los perros solo disparó una vez a portería, igual que el Univesidad de Craiova, aunque con la diferencia que el chut del rival, que llegó en un lanzamiento de penalti, acabó en gol. El líder se encontró con el 0-1 en el minuto 28, después de un polémico penalti, uno más, después de la queja formal que el Dinamo presentó ante la Liga después de sentirse gravemente perjudicado en las seis primeras jornadas, y especialmente en el último partido, en el derbi ante el FCSB. El central Pulic forcejeaba con Constantin, pero el árbitro, Horatiu Mircea Fesnic, interpretó que fue un agarrón del defensa local y concedió penalti para el Craiova.    

Pese a verse en desventaja, el Dinamo no bajó los brazos y siguió buscando la portería rival. De hecho, en el minuto 36 Nemec consiguió empatar con un remate de cabeza, pero el árbitro lo anuló por fuera juego. Antes del descanso, Contra decidió sustituir a Mihaiu y dio entrada a Fabbrini.  

Tras el descanso, Fabbrini se echó el equipo a la espalda y de sus botas nacieron las ocasiones más claras para el Dinamo. En el 49, el futbolista italiano, tras una gran jugada personal, asistió a Gol, que sin pensarlo disparó, pero el balón acabó rechazado a córner. En la siguiente jugada, el mismo Fabbrini se internó dentro del área del Universidad Craiova y dejó en bandeja el balón a Radu, que no acertó a rematar bien cuando lo tenía todo de cara para marcar.  

Con el Dinamo acosando al líder, llegó otra acción polémica. Los perros reclamaron unas manos dentro del área rival de un defensa del Universidad, pero el árbitro decidió que siguiera el juego ante la indignación de los futbolistas de Contra.  

En el minuto 62 el Dinamo de Bucarest tuvo muy cerca el empate. Un gran centro de Sorescu desde la derecha lo remató Fabbrini con la cabeza e hizo volar al meta rival para evitar el 1-1. Con el Dinamo volcado en busca del empate, a punto estuvo de anotar el segundo el Universidad en un contragolpe dirigido por Baiaram pero se topó con Roman Hinojo.  

Contra oxigenó al equipo. Primero dio entrada al internacional venezolano Alejandro González, el único que viajó con su selección en el parón, y en el 73 hizo un triple cambio. Además de Paul Anton entraron también los también debutantes Ba y Gueye.  

Hasta el instante final, el Dinamo lo dio todo en busca como mínimo del empate, pero le faltó el acierto de cara al gol. Lo intentó Borja Valle con un remate que acabó desviado, luego un centro de Grigore no encontró rematador dentro del área, acto seguido Ba cabeceó alto y en el último minuto, el Dinamo aún dispuso de una doble ocasión. Un centro de Borja Valle desde la derecha lo peinó Ba dentro del área y cuando el balón iba dentro lo salvó bajo palos Piagliacelli y luego un disparo de Fabbrini tampoco encontró la recompensa del gol. Al final, una nueva derrota injusta para el Dinamo, que cayó con la cabeza muy alta ante el líder de la Liga 1.